Una galería en mi casa

Hasta hace relativamente pocos meses, teníamos dentro de un armario de la librería del salón una pila de dibujos de los niños. Como les gusta mucho pintar, y raro es el día que no se sientan con sus colores y sus folios, y me da una pena horrorosa tirar sus obras de arte, los apilaba en un montón. Cientos de hojas garabateadas, algunas solo con 2 rayas (pero es que el arte es así, y de eso se algo), las cosas que hacían en clase…

Algunos, los más aparentes, los poníamos en la nevera, o en el calentador con imanes. Hasta que me decidí y compré una bobina de cuerda multiusos ( lo mismo me sirve para empaquetar un regalo, que para enrollar los cubiertos en una comida o cena informal, que para atar la celosía de la terraza…y aún me sobran metros y metros), y unas mini pinzas. Os prometo que no me acuerdo para nada de dónde lo compré, no me suena haber estado en ninguna ferretería, ni haberlo comprado en una papelería…no sé cómo me hice con ello. Pero si que he visto una cuerda muy similar en la papelería Folder de al lado de casa.

El caso es que me puse manos a la obra. 3 clavitos y la cuerda de lado a lado. Y Voilà!

Esta foto la hice ya hace semanas, y ahora tenemos que añadir una segunda hilera porque ya vuelven a estar demasiado apilados, y no lucen.
Nuestra idea es fácil y simple, pero aquí propongo otras cuantas que encontrado por la red y que las veo ideales.
House of Turquoise, propone enmarcarlos con el típico marco de Ikea y hacer una composición en la pared.

Pero si no quieres tener algo fijo, sino ir cambiando en función de la mejoría o evolución artística del pintor…

Esta idea me parece super buena. Unos marcos fijos, sin cristal y como passepartout la propia pared. No me encaja lo de la pinza ahí en medio, yo le hubiese puesto cinta de doble cara para que quedaran más centrados y fijos invisiblemente.
Otra idea también muy chula es esta que propone Clean & Scentsible:
Puedes ir variando, echando un vistazo a las que vayan quedando debajo…
Y luego está el modelo,” aprovecha lo que tengas”, como por ejemplo el somier de una antigua cuna que propone Tip Junkie, aunque es idea original de Lolly Jane
.
Pero bueno, siempre nos queda el modelo “a mogollón” , como este de Media Cache, que también tiene su punto chic.
En fin, lo importante es hacer ver a los niños que sus obras de arte nos encantan para así fomentarles la creatividad y que sigan motivados para sentarse un ratito y dar rienda suelta a su imaginación.
Besos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s