antigüedades, decoración, mercadillo

Mi tesoro…(parte I)

Si, casi casi estoy como Gollum con su anillo. Y es que me gustan los cachibaches. Los disfruto mucho más y me canso mucho menos que si me los compro en Ikea.

Desde que me hice con ellos en el Mercado de La Granja el sábado, me encanta observarlos, disfrutarlos y pensar quien los utilizó antes que nosotros, e inventarme mil historias sobre su vida.

Aquí van algunas fotillos de mis adquisiciones:

Los desayunos en La Granja, sin unos tazones de loza antigua, no son desayunos. La pena, que solo hubiera tres, pero bueno,¡ para mis tres soles!
Una pequeña tetera de estaño, grabada y con cordón trabajado en la tapa y en la base.
Por la foto de Instagram me dijeron que si era para hacer flores, (de las que son estilo churro), pero no…doy una pista…sirve para ponerse en la bañera.
Efectivamente, ¡ahora solo me falta la bañera de patas de león!
Un montón de moldes para hacer tartaletas, pastas…
¡SI! La jarra del comedor del cole. Y 6 vasos a juego, para cuando vayamos de viaje. O para utilizar como floreros y ponerlos en la mesa…
Y hasta aquí la primera parte de mis tesoros, la segunda parte ya aviso que es…más voluminosa 😉
Besos!! 

1 thought on “Mi tesoro…(parte I)”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s