8 años…

Hoy hace 8 años que me casé con el hombre más maravilloso del mundo.

Ocho años, en los que hemos tenido de todo. Momentos inolvidablemente buenos, momentos inolvidablemente malos, pero siempre los hemos compartido y sobrevivido juntos, y eso es lo más importante.
Cada mañana doy gracias por tenerle a mi lado. Aunque haya momentos en que quiera matarlo, la mayoría me asombra su eterno buen humor, su calma, su paciencia, la adoración que siente por sus hijos, cómo me mira…en fin, ¡la suerte que tengo!
El matrimonio, la convivencia, no es fácil, pero uno se amolda, y con interés, amor, y suerte, todo puede superarse.
Y como adicta a las fotos antiguas, aquí va hoy una selección de bodas.

Besos