cumpleaños, La Granja, palmeritas, verano

Cumpleaños campestre

El mes de agosto empieza siempre con cumpleaños. El de mi sobrina C. la hija mayor de mi cuñada, alias Miss Apañada.

Y como digna hija de su madre, ha estado preparado su cumpleaños durante semanas, sobre todo en el tema de la organización de juegos y cómo debía desarrollarse EL EVENTO. Por otro lado, su madre, haciendo honor a su apodo, nos sorprendió con una merendola muy chula.

Una buenísima idea para evitar esos miles de vasos que no se saben de quién son por toda la mesa, fue aprovechar las etiquetas de Tiger con el nombre de cada invitado, de modo que cada uno bebiera del suyo.

Después de la merienda llegaron los juegos, el juego del paquete, de las estatuas, y las tan ansiadas carreras.
La luz no podía ser mejor para hacer fotos, así que saque mil doscientas de los niños disfrutando con sus primos y amigos.
La heredera estaba encantada de arriba a abajo a sus anchas. Tan a sus anchas que la pobre se lesionó un hombro y tuvimos que dejar la fiesta para ir a urgencias a Segovia  (gracias a Dios solo fue una distensión)
Pero aún así estuvimos con la familia, que es lo que más nos gusta. 
¡Felicidades C., te queremos!

1 comentario en “Cumpleaños campestre”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s