Vuelta a la realidad

“El final del verano, llegó y tu partirás…”  Pues si, aquí ando, de nuevo padeciendo los calores madrileños, pegada al ventilador y buscando el aire acondicionado de las tiendas para soportarlo un poquito mejor. Pero me niego a dejarme llevar por el pesimismo. Nunca lo he sido y no voy a empezar a serlo ahora.
Así que la vuelta al trabajo me la estoy tomando con el mayor optimismo posible. 
No muy atrás quedan las horas de piscina, de mar, las siestas de dos horas, los paseos, los aperitivos…en fin ¡las vacaciones!
Pero ahora delante tengo nuevos proyectos que también me ilusionan
y además… me he reencontrado con la ropa que se quedó aquí (que queda mucho mejor estando morena), mis tacones y algo que no falla: pintarme los labios, siempre me sube la moral.
Nuevos retos, nuevo curso…y sobre todo: SER FELIZ
Besos!