Temporada de moras

Una de las cosas que más nos gusta de esta época del año, son las moras. Pero esto es casi como el tema de ir a por setas. Tu vas con toda la buena intención del mundo, y hay veces que vuelves con cuatro, y otro con una cesta repleta. 
Para que las moras estén en su punto, unos dicen que  ha tenido que hacer calor, pero también llover. Si llueve mucho, las moras caen, si llueve poco, se agarrotan y pochan…vamos, que mejor no ir con expectativas muy altas y disfrutar del paseo. Y eso hicimos aprovechando que los primos se quedaban con nosotros.
Como no había muchas moras, y además les daba miedo pincharse con las zarzas, prefirieron dedicarse a buscar palos con los que jugar.

La heredera estaba encantada de aportar su granito de arena, y a cada rato se agachaba y nos traía piedritas o palos.

Para los niños era como estar en el bosque encantado. Según ellos vieron lobos y algún que otro bicho.

Recomendaciones a la hora de ir a por moras: Llevar el equipo adecuado (el que a nosotros se nos olvidó, a pesar de ir a propósito, somos un caso)
Un bastón de mango curvo, para atraer las ramas más lejanas, que suelen ser las que más cargadas de moras negras están (ley de Murphy)
Y una par de cestas donde poner las mora, mejor si tienen asa de este tipo. Parece una idiotez, pero nosotros fuimos con bolsas, mientras con un pie pisas la rama de abajo para alcanzar la rama de arriba, con una mano intentas arrancar la mora (a veces cuesta porque están muy agarradas), en la otra la bolsa que se engancha en las zarzas…vamos, que te complicas la vida sin necesidad.
Yo, muy bucólica y pastoril, pretendía coger las suficientes moras como para hacer mermelada (al menos medio kilo) y cuando por fin encontramos las zarzas perfectas, va mi hijo mayor y se cae en una fuente y se empapa de arriba a abajo, así que corriendo a casa medio en pelotas para que no cogiera más frío. Y ahí acabó nuestro idílico paseo. Si es que como dice el dicho: quien con niños se acuesta, mojado se levanta…y el resultado de nuestra recolección (150 míseros gramos, que no dan mas que para un postre)
Besos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s