Iniciales

Hace unos meses ponía por aquí las iniciales de lana que les puse en la puerta de su dormitorio. Hoy traigo las que he hecho para poner en la estantería de su cuarto.

En el mes de Julio, justo antes de irnos de vacaciones, un día al ir hacia el Kiosko del Pan a merendar, paramos en Souffle, para comprar la revista Kireei. Y como siempre que entro en la tienda, termina cayendo algo. Esta vez una iniciales de cartón. No quedaban ya casi ninguna, pero quedaban justo las de mis hijos, así que “señal divina”. Puse ojo de cordero degollado a mi señor marido que no entendía qué utilidad le iba a dar a aquello, y hala, ¡para la saca!
Con las vacaciones de por medio, casi me olvidé de las famosas iniciales, y el otro día aparecieron de nuevo ante mis ojos, y justo en el momento en que estaba haciendo mi pedido en De Azul Turquesa, donde encontré un whasi tape con diseño chevron que me iba que ni pintado.
El proceso es fácil, aunque tienes que tener algo de tranquilidad. No vale tener a un niño pegado a tu pierna y otro subido en tu regazo, sobre todo si el diseño elegido necesita ser “casado” como este.
Necesitas: la letra, un washi tape, cuter y como decía antes, paciencia.
Por lo demás es como forrar libros.
Besos