Paseo al Eresma.

Este puente hemos estado en el campo y aunque teníamos que venir por motivos familiares, también necesitábamos desconectar y salir de Madrid.
El sábado amaneció contra todo pronóstico despejado. Así que decidimos ir de excursión al río acompañados de nuestro cuñado y sobrino pequeño, en principio en busca de moras, aunque volvimos con castañas, bellotas, y si…alguna mora.
Ataviados con bastones y mochilas, como si nos fuéramos a subir a Peñalara, fuimos camino del Eresma.

El campo estaba precioso…

Hubo alguno que se empeñó en comprobar la resistencia de sus botas al agua.

Y mientras el pequeño recogía moras con su padre, el otro se dedicaba a jugar con el barro y el cántaro de la abuela.

y es que si éstos cántaros hablaran…
Y después de dos horas de aventura “extrema”, el camino de vuelta se hizo un poco largo.

Deseando repetir la experiencia dentro de unos días.
Besos!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s