punto, tejer

Tejer

Hace unos días colgaba esta foto en Instagram inaugurando oficialmente el otoño.
Y es que el punto es una de esas cosas que asocio a invierno, tardes de manta, lluvia…y a la vez en épocas de mucho estrés es una manera de tener las manos ocupadas mientras veo una peli o charlo con alguien, porque yo soy de las que se lleva el punto a donde sea, que para eso tengo una bolsa monísma!
En la foto mostraba el proyecto que tenía entre manos, y que aquí aparece acabado: una capota verde para mi enana.
Y que también se la he hecho en rosa.
¿Y cómo y cuando empezó mi andadura por el tejer? Cuando la heredera cumplió quince días, y aprovechando la baja maternal, decidí apuntarme a clases de punto al lado de casa. Durante el reposo que tuve que hacer al final del embarazo, me picó el gusanillo y buscando por internet aprendí lo básico. Sí, por internet. Y es que ni mi madre ni mi suegra hacen punto, bueno, me corrijo, mi madre sigue tejiendo un jersey para mi hermano desde hace exactamente unos 20 años. Probablemente cuando lo termine ya será hasta vintage.
Así que mi hija fue la alumna más pequeña en asistir a clases de punto en Alondra. Y como era una santa, allí se quedaba dormidita en su carro, con el runrún de la conversación de las ocho alumnas, y Elisa, la profe, que con infinita paciencia resolvía las mil dudas de cada una.
Lo primero que aprendí a hacer fue una chaqueta básica, y claro, como eran minis, durante el verano se las hice de todos los colores.
En las clases me enseñaron punto del derecho, y del revés, a menguar, a aumentar, a cerrar… lo básico, pero con lo que puedes hacer mil cosas. Y de verdad, que no hay cosa más satisfactoria que luego ver a tus niños con lo que has estado haciendo durante las horas tontas delante de la tele.
En internet hay miles de ejemplos, y patrones muy sencillos. Como este modelo:
¡No! Esta no la he hecho yo, pero es la que le voy a hacer a la heredera para Navidades, ya que es muy básica, y no tiene ni ojales, porque nadie se lleve a engaño, no llego a más.
La estoy haciendo en azul, porque tiene unos leotardos del mismo tono. Y a mi manera e inventándome todo ahí estoy…
En fin, que aunque parezca difícil, es bastante simple…y para quien quiera empezar y no sepa cómo, aquí están los enlaces con los que aprendí en Guía para Tejer Bien y que tienen unos vídeos y dibujos súper claros para aprender a montar puntos, tejer punto del derecho, aumentar, menguar, y cerrar.
¡Ánimo! Engancha.
Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s