Adviento, calendario, Navidad

Camino a la Navidad: DIY calendario de Adviento.

Que nadie me llame loca, pero esta entrada a casi un mes y medio antes del día 25, tiene su por qué.

Para mi la Navidad comienza el primer domingo de Adviento. Ese día la decoración navideña de casa se inaugura oficialmente, sí, como nuestra famosa alcaldesa. Y es que yo soy de la que pone Belén, árbol, coronas en las ventanas, en la puerta de casa, calcetines en los pomos de las puertas…todo. Y todo desde ese día.

Mi marido alucinó un poco en nuestra primera Navidad casados, porque en su casa la tradición es poner las cosas el día 20, cuando les daban las vacaciones a él y sus hermanos. Y cuando llegó a nuestro mini piso y vió todo casi le sale un sarpullido del estrés que le provocó. Pero como dice una amiga instagramer, “contigo pan y cebolla”.

Eso si el día 7 de enero me lo cojo libre, y no precisamente para ir de rebajas, sino para guardarlo todo, y hasta el año siguiente.

Así que en las próximas semanas iré haciendo un especial Navidad con DIY o ideas para la casa, y hoy comienzo con lo que creo que es más característico del Adviento para todo el mundo, el calendario.

Desde pequeña, y ahora mis hijos, siempre hemos tenido uno en casa. Hace treinta años aquí no sabían ni lo que era eso, y mi padre o mis abuelos nos lo traían de Alemania. No eran de chocolate, sino que detrás de cada ventanita había una escena o símbolo navideño. Luego llegaron los de chocolate, y también a España. De mi madre he heredado la fobia a los calendarios que no son con motivo religioso, el portal de Belén, unos ángeles, los Reyes Magos…vamos que esos antes que los de la última película de Disney. Aunque he de reconocer que a los niños les hace una ilusión tremenda.

Este año, he dado un paso más allá y he decidido hacer nuestro propio calendario. Esta vez no voy a decir que es “super fácil y súper rápido”, sino más bien…que el esfuerzo ha valido la pena.

Le quería dar un toque un poco rústico. Así que me fui a mi tienda de telas sin mucha idea, salvo que quería hacer saquitos. Así que cuando vi esta tela de saco me lancé a por ella. Y para forrarla y rematarla, una tela vichy roja. 

Lo más pesado fue hacerse las 24 bolsitas. Primero cortar los rectángulos (para los domingos y Nochebuena, he hecho sacos más grandes).

Afortunadamente ayuda bastante el tener máquina de coser, ya que tienes que hacer costuras laterales, en total cada saco, lleva 4 costuras. Las dos laterales de las dos telas juntas, y las dos superiores para el remate de la tela vichy.

Y así uno a uno…
Una vez hechos los 24 sacos, tenía que numerarlos. Al principio pensé pintar el número en la tela pero lo descarté por miedo a que la tela chupara mucho la pintura y quedara corrido (mejor no arriesgarse). Así que con un resto de cartón fino que tenía, de los que se encuentran al final de los royos de papel de regalo, hice las 24 cartelas. Con un troquel de estrella hice el agujero por donde pasar la cuerda que los identificaría…y a escribir los números.
El calendario lo hemos colocado en la entrada a casa. Primero porque era la pared más limpia (de muebles, cuadros…) para hacerlo a la altura de los niños, después porque quiero pintarla después de Navidad, así que no importaba clavar un par de clavos, y tercero porque no deja de ser un elemento decorativo más que da la bienvenida a nuestra casa.

Ahora solo queda rellenarlos con tres sorpresas casa día pero, eso será en otra ocasión.
El próximo miércoles, otro elemento fundamental del Adviento. ¿Alguien adivina cual?
Besos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s