ahorro

Ahorrar

Ahorrar by La Merienda a las 5

Confieso que nunca se me ha dado bien lo de ahorrar. No es que sea muy despilfarradora pero no me he organizado bien nunca. Hasta que una amiga y compañera me explicó que ella, el día 1 de cada mes, separaba una cantidad x a otra cuenta, y que con lo que le quedaba en la cuenta principal era con lo que contaba durante el resto del mes.
Esto lo llevo haciendo ya más de un año y me va bastante bien, aunque a finales de mes me encuentro pasando una pequeña cantidad de la ahorrada para no acabar con el agua al cuello. Pero es que siempre hay imprevistos.
El caso es que navegando navegando he ido encontrando distintas webs que te ayudan a ahorrar, por encontrar he encontrado incluso un grupo en Facebook, en el que a modo de terapia en grupo compartes tu experiencia con su modelo “52 semanas”.
El factor común que destacan todos es el de que tienes que buscarte un objetivo. Ahorrar para las vacaciones, para las Navidades, para un viaje. 
Visualizar nuestro objetivo es enormemente útil. Te anima cuando flaqueas y piensas, bueno hoy me compro esto, y la semana que viene ahorro el doble. Pero también es muy importante organizar el ahorro.
Es verdad que soy doña listas y sobre todo doña excels, confieso que me encanta. Y mi nevera está llena de cuadrantes para organizar las tareas de la casa, la compra y ahora también los ahorros para irnos de viaje.
Este año hemos decidido hacer al menos un viaje los cinco juntos fuera de España. Viajar cinco ya son palabras mayores, billetes de avión, alojamiento, comidas, traslados y caprichos, claro. Por eso hay que organizarse con tiempo, hacer un presupuesto y un plan de ahorro.
Ahorrar by La Merienda a las 5
Nuestro plan de ahorro es semanal. Tras realizar el presupuesto de lo que nos costaría el viaje, dividimos el total entre 52 semanas. En una columna colocamos la semana, en la segunda la cantidad ahorrar, en la tercera la cantidad que tendríamos ahorrada, y la que más me gusta, la cuarta columna que es la que más nos ayuda: saber cuándo ya hemos conseguido la cantidad suficiente para comprar los billetes, o cuando ya tenemos también el alojamiento.
Lo ponemos en la cocina, en un lugar visible para que podamos ir viendo el progreso y todos estemos involucrados. De este modo, también los niños van siendo conscientes de lo que supone el ahorro y también el preparar un viaje en familia.
El esfuerzo merece la pena, con una recompensa como esta.
Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s