Peonías

Tal y como os contaba ayer en Domingo de Ramos, después de un riquísimo cocido, mi madre y yo nos fuimos a “bajarlo”, dando un paseo  por el campo. Hay un lugar semi escondido, que a mediados de primavera está plagado de peonías, que es sin duda una de mis flores favoritas. 
Aquí la primavera está todavía un poco retrasada, así que calculamos que en un mes, estará simplemente espectacular, porque el suelo estaba plagado de cepas, llenas de capullos deseando convertirse en una de las flores más bonitas que existen. Es curioso, porque lo que ocurre en este lugar no se repite en los alrededores. Es como si alguien, alguna vez, hubiera plantado una semilla, y los pájaros, el viento y los bichejos se hubieran encargado de expandirlas por la zona. Mi madre, que conoce estos bosques como la palma de la mano, tampoco sabe darme una explicación. Simplemente están solo ahí, para disfrute de quien sepa llegar hasta ese lugar.

Volveremos dentro de un mes, pero hasta entonces, y para que no os quedéis con las ganas de conocer las peonías en todo su esplendor aquí tenéis.

Besos

4 thoughts on “Peonías

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s