El Síndrome del Sandwich

Con esas llevamos desde hace poco más de una semana en esta casa. Y no, no es que nos hayamos apuntado al régimen de Terica en versión anglosajona, sino que en la tutoría del mediano su profe nos avisó de que teníamos que reforzar su autoestima porque sufría continuos bloqueos. Síndrome del hijo intermedio.
Bloqueados nos quedamos su padre y yo. Obviamente, cuando se lo conté a mi madre, me dijo que ella ya lo veía venir. Con un hermano mayor que sabe hasta los números romanos con 5 años y peca un poco de marisabidillo y con una hermana pequeña que ha nacido para ser estrella, al pobre le quedaban pocas opciones.
Y esta vez no es cuestión de celos, sino que el pobre siente que nunca podrá hacer las cosas como su hermano (simplemente por el hecho de que es doce meses menor, y por ahora siempre irá a la zaga) y lo siente de verdad.
¿La terapia? Consiste en dedicarle a él solo un ratito de nuestro día, y además como donde más se colapsa en el cole, reforzar lo que está aprendiendo en casa.
El primer día vi la misión muy complicada. ¿Cómo iba a conseguir controlar a los otros dos para poder dedicarme a “sus deberes” en exclusiva? La Heredera tiene que tenerme controlada. No puertas cerradas, “mamá que haches”, y si me ve con uno de sus hermanos enseguida pone la pica en Flandes y reclama su sitio en mis brazos. El Mayor, que como avanzaba arriba es un poco marisabidillo, le encanta eso de “hacer deberes” aunque no tenga que hacerlos  por su edad, y me persigue por la casa cuaderno y lápiz en mano para que le haga dictados.
En fin, agarré el toro por los cuernos y me la jugué. ¿Quién quiere ver dibujos mientras yo trabajo con N? Y lo sorprendente no fue el poder sofronizante de la tele con El Mayor y La Heredera que es obvio, lo sorprendente es que El Mediano estuvo feliz de poder estar a solas con mamá, escribiendo palabras y haciendo sumas durante un buen rato, y le importó tres pimientos lo que estuvieran haciendo los otros dos en el cuarto de estar.
Así  hemos estado haciendo durante media horita cada día y hoy su profe nos ha dicho que se ha notado un montón. Lo mejor es que N está más contento, e incluso se ha aventurado a leer alguna palabreja en el cuento de por la noche delante de su hermano mayor, y para gran regocijo de Mamá Gallina. Está más participativo y no tiene miedo a expresarse.
Pienso que quizá si en el cole no nos hubieran dado la voz de alarma nosotros no habríamos hecho nada, disfrutando del niño charlatán, del niño bueno y callado y  de la estrella. Y es que nos ha tocado la versión buena del maldito Síndrome, porque al parecer, lo normal es que se comporten mal a modo de llamada de atención.
Así que ahora toca repartir equitativamente los afectos, no vaya a descompensarse la balanza el día menos pensado. Aunque en una casa con niños, sea uno, tres o seis, creo que es difícil por no decir casi imposible, lograr el equilibrio perfecto.
¿Algún psicóloco, pedagogo o madre/padre experimentado por la sala? Que de un paso al frente y me de algún truquito más, por favor.
Besos

2 thoughts on “El Síndrome del Sandwich

  1. Pues cuando lo necesites! Gracias Olaia por tus palabras. Efectivamente todos pasamos por fases similares. Pero como decía su profe tenemos que atajarlo para que la bola no crezca y se convierta en un problema de comportamiento o de asimilación más adelante. Desde luego nadie dijo que fuera fácil! Bss

    Me gusta

  2. Yo ni soy psicóloga ni madre, pero creo que lo que os sucede no es tan extraño, creo que todos los padres se encuentran con problemas parecidos, supongo que son fases por las que pasan todos los niños.
    Afortunadamente los profes del cole han dado la voz de alarma, pero si no lo hubieran hecho os hubiearis dado cuenta vosotros, o tu madre, o sus hermanos… o simplemente N hubiera desarrollado sus propias capacidades para vencer ese miedo.
    La tarea de ser padres es la más complicada que existe, mucho ánimo con ella! (Quizá algun día tenga que pedirte consejo… jejeje)

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s