http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post

Cómo organizarse (Parte II)

Antes de nada, muchas gracias por la gran acogida que tuvo el primer post sobre Cómo Organizarte. Espero no defraudarte ahora con esta segunda parte.
Tal y como prometí, aprovecharé para ahondar un poco más en los puntos que considero más importantes.
1.- No postergues.
Esta es la madre de todas las reglas. Ya lo dice el refrán, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, pero en este caso le damos una vuelta de tuerca al dicho, y buscamos la tarea más tostón, la que nos persigue día y noche y por la que de vez en cuando pensamos: “Ay! Que no se me olvide que tengo que hacer esto”
Para empezar, a mí se me suele olvidar completamente, hasta que la conciencia la vuelve a sacar a flote, por eso lo mejor es hacerla en el momento

2.- Planifica.

Siempre me he considerado una “chica listas”, es decir, me chifla hacer listas y listas interminables de tareas pendientes. Algunas las hago, otras no, otras no sé ni por qué las he escrito…al final no me servían de nada. Hasta que aprendí a hacer una lista en condiciones, porque una lista está para cumplirla, para seguirla.
Mi lista se basa en el descarte. En aprender a priorizar y eliminar o bajar a los últimos puestos las  tareas o puntos más superfluos.  Pero esto da casi para otro post.

3.- Averigua tu 80/20.
¿Y qué es esto? Al parecer sólo con hacer un 20% de tus tareas conseguirás el 80% de tus objetivos. Que sólo dedicando el 20% de tu tiempo a esas tareas conseguirás el 80% de tus objetivos. Es decir, tienes que averiguar cuáles de todas tus tareas, si no las haces, te rompen por completo tu día, semana o mes. Un ejemplo tonto: hacer la compra. 
Si no haces la compra el día pensado y ya estás bajo mínimos, a lo mejor al llegar la hora de comer te faltan ingredientes para cocinar lo que tenías previsto, y por tanto, pierdes el tiempo en buscar otra receta de la que sí que tengas todos los ingredientes, o en bajar al chino a última hora a comprarlos más caros. Ese tiempo perdido, te retrasa otras cosas que tienes pendientes y que probablemente sean igual de importantes y fundamentales en la marcha de tu casa o de tu vida.
Por eso, tienes que sentarte, papel y boli y apuntar todas las tareas importantes, y de esas (y volvemos al punto 3 de la lista original), ir descartando hasta quedarte con las realmente imprescindibles e impostergables. Al final, ya verás como el resto fluye.
4.- Reserva 10 minutos diarios.

¿Para qué? Para dedicarte a hacer algo importante y personal. Aprender otro idioma, o leer un libro, hacer punto de cruz o practicar dibujo. 
Obligándote a reservar esos 10 minutos diarios, los exprimirás al máximo, y poco a poco irás aprendiendo ese idioma, terminarás el libro, el cuadrito de petit point que llevas haciendo desde que acabaste el cole, o mejorando en dibujo. 
Cuando logres tu objetivo te sentirás tan bien…que te propondrás el siguiente rápidamente, para seguir ocupando esos 10 minutos obligatorios diarios.
5.- Disciplina, disciplina.
Todo esto no se logra sin esfuerzo. No es una dieta milagro. Para que las cosas fluyan  y no tengas que ir con la lista a todas partes al parecer hay que convertir las tareas en hábitos, es decir, que los hagamos sin pensar. 
Y para que algo se convierta en hábito ha de repetirse mucho, día a día, regularmente, y eso, o hay disciplina o no hay resultado.
Tan importante es la disciplina como la lista.

6.- Delega.
Lo siento pero los veinte pasos no son una lista para convertirse en superwoman o superman. Es imposible hacer todo uno solo, el día tiene 24 horas y el cuerpo necesita descansar, alimentarse, relajarse… 
Queramos o no, necesitamos ayuda, pagada o gratis, da igual, no tiene ni por qué ser fija a diario. 
Pedirle a un compañero que te compre el pan cada día porque vive encima de una panadería, o que otra madre te lleve a los niños al cole un día, o todos, a cambio de recogerle tú los suyos por la tarde…no sé, hay mil cosas. 
Eso sí, se agradecid@, no puedes pedir sin dar nada a cambio (pagando o devolviendo un favor).

7.- Averigua tu ciclo vital.
Hay personas de mañana y otras de tarde. Hay personas que hasta que entran en acción les cuesta tres cafés, una ducha fría, y un paseo. Otras nos caemos por los rincones a partir del anochecer. 
Yo soy de mañana. Estoy más espabilada, despejada y creativa. Por eso pongo el despertador una hora antes de que se despierte todo el mundo. Aprovecho al máximo esa hora. 
Concentra las tareas que más satisfacción te de realizarlas en esa parte del día.
Dicen que el ir cumpliendo esas tareas crea una sensación de éxito y a producir endorfinas que te llevan a duplicar tu actividad en busca de lograr más resultados positivos.

8.- Ponte metas personales.
Sea Breeze Store

Y escríbelas. A corto plazo (tareas diarias), a medio y a largo plazo, pero siempre con una fecha límite. Que la casa esté limpia y ordenada cada día, que consiga ahorrar cierta cantidad fija al mes o sacarme un doctorado en cinco años.
Ahora piensa en las cosas que tendrás que hacer para conseguirlas. Pasar el aspirador, mirar bien las ofertas en la compra o buscar tiempo para estudiar cada día (por ejemplo los 10min).
Si las escribes y las visualizas, si planificas en función de ellas, lo lograrás, por muy descabelladas que sean. Prueba a corto plazo, y verás cómo funciona.
9.- Sonríe.
Sé positiv@. La gente que emite buenas vibraciones suele estar bien rodeada. Si vas dando pena por la vida, la gente te apoyará un día, otro, pero al final se cansarán porque no ven que haya habido algún cambio en ti, y empezarán a pensar si no eres tú la culpable de tus males.
Con una sonrisa se consiguen muchas cosas.
10.- Arriesga, no temas al cambio.
En Facebook compartía el otro día un vídeo super interesante que había descubierto a través de Coaching con género, en el que de una forma muy amena te hacía ver que para que tus sueños se hagan realidad tienes que salir a buscarlos. 
Tienes que salir de tu zona de confort, enfrentarte a nuevas situaciones. Arriesgar. Si fracasas, habrás aprendido algo seguro, y ya sabrás qué no hacer (antes no lo sabías).
En fin, creo que no me dejo nada en el tintero. Y aunque ha sido un post bastante extenso, creo que era imprescindible hacerlo de un tirón. Dentro de cinco días comienza un nuevo mes, un nuevo curso…¿y qué mejor que proponernos ser más organizados?
Si te ha interesado el tema estos son los libros que me han servido de guía, fuente e inspiración.

Eat That Frog, de Brian Tracy, Berrett – Koehler Publishers, Inc.

Gestión del Tiempo, de David Valois, editado en Amazon para ebook.

30 Maneras de aumentar tu productividad, de David Valois, editado en Amazon para ebook.
Si te ha gustado compártelo, si tienes dudas pregúntame y si tienes propuestas, proponme!
Feliz día.

Besos

8 thoughts on “Cómo organizarse (Parte II)”

  1. Que útil y práctico este post! Yo soy muy de listas pero hay tambien otras cosas importantes como organizarse y saber delegar, imprescindible!. Me ha llamado la atención lo del 80/20. lo tendre en cuenta!.
    Ahora a poner todo en práctica a ver si la vuelta al cole es más fácil asi!
    Un beso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s