gestión del tiempo, nosotras, objetivos, planificación

Cómo planificar nuestros propósitos del 2015

 Año nuevo, vida nueva. El pistoletazo de salida ya ha sonado y me enfrento con mucha ilusión a este 2015 que sé será  muy especial. Desde hoy La Merienda a las 5 comienza un nuevo camino.
Para empezar, y siguiendo la tradición en esta semana me dispongo a poner por escrito  mis objetivos – propósitos para el 2015.
En estos últimos días he leído mucho sobre el tema en la blogosfera. Hay varias corrientes, pero principalmente dos: la que considera que ponerse propósitos es algo contraproducente y los que consideran que es necesario.
Yo lo llevo haciendo años y la verdad no me lo tomo como algo tan trascendental que me traumatice el darme cuenta de que no los he cumplido. Es verdad que ya el año pasado simplifiqué y traté de ser realista. Objetivos si, pero que realmente signifiquen algo o que tenga un interés real en ellos. Y funcionó (cumplí tres de cuatro).
Durante el año he tratado de recordarlos de algún modo, sobre todo el de leer, y al proponerme contarte en el blog cada mes un libro, me obligaba a leer al menos un libro mensual.
Por eso, cuando navegando vi en varios post de mi blogroll este método, me pareció perfecto para mí, y ¿por qué no para ti? Si has decidido hacer una lista de propósitos (eres de las mías) continúa leyendo, si eres de los que lo considera contraproducente, sigue leyendo también porque este método te gustará.
Se basa en la planificación. En la planificación y en el famoso “divide y vencerás”.
En cualquier caso hay que sentarse, coger papel y boli y escribir esos objetivos. Han de ser importantes, que nos cuesten pero a la vez realistas. Han de apetecernos conseguirlos. Y sobre todo tenemos que darles tiempo (doce meses).
Pero ahora, y es aquí donde radica la diferencia, no consiste en guardar la hoja y si te he visto no me acuerdo, porque efectivamente eso es lo que pasará, que no te acordarás.  Sino que aprovechando que estamos a principios de mes, trataremos de ponernos ciertas metas para final del mes que nos ayuden a la larga a cumplir con esos objetivos.
Igualmente, cada domingo, organizaremos nuestra semana de modo que hagamos algo que implique nuestros objetivos. ¿Y diariamente? También.
Un ejemplo sería:
OBJETIVO ANUAL: Pintar nuestra casa.
OBJETIVO MENSUAL: Proponerme pintar una habitación cada mes y qué semana dejaré resuelto el tema de la pintura (elección de colores, compra de herramientas).
OBJETIVO SEMANAL: Planificar qué día de la semana iré a comprar la pintura, o qué día me pondré  manos a la obra.
OBJETIVO DIARIO: Un día las paredes, otro los rodapiés, las puertas o los detalles. Limpiar y recolocar todo.
Dicen los expertos que lo ideal sería establecer varias categorías (finanzas, hogar, salud, espiritual, etc.) y asignar al menos un objetivo anual por  cada una.
¿Te apuntas? Yo el lunes te cuento con detalle cuales serán los míos. No te lo pierdas.

 

Un beso,

1 thought on “Cómo planificar nuestros propósitos del 2015”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s