reflexiones

Té de domingo

Esta semana nos tomamos nuestro té bajo una ola de frío. Habrá que tomarlo bien calentito.
Yo soy de frío más que de calor. Sobre todo porque me es más fácil combatirlo. Si tengo frío sólo tengo que añadir capas, si tengo calor, como no vaya con el aire acondicionado incorporado, poco puedo hacer.
Así que no me preocupa nada en absoluto. Hace unos años, creo que cinco, los Reyes me trajeron unas UGG que son sin duda mi zapato preferido para los días heladores. Además el año pasado me hice con una bufanda manta (no, no es la de Zara) de tipo andino y me encanta porque me tapa hasta las orejillas. Así que ande yo caliente ríase la gente.
Mientras nos tomamos el té te cuento que tengo al Mediano en plan rebelde. Parece que ha superado su inseguridad inicial por el cambio de cole y ahora está en plan gamberrete y graciosillo. El viernes, por ejemplo, decidió que una de las mejores utilidades de la plastilina, es metérsela en los oídos y cuando salió del cole y le veo toda la oreja verde…casi le mato. Eso sí, como le regañes, comienza a llorar con un sentimiento…que te hace hasta dudar de tu actitud.
Así que El Santo y yo estamos viendo cómo afrontar la situación. Ya te contaré. ¿Quién dijo que fuera fácil?
Entre sorbo y sorbo te cuento que esta semana me he hecho con varios libros de organización. He descubierto un tema que me apasiona, y aunque en muchos se repiten cosas, estoy segura de que aprenderé bastante.
La verdad es que llevaba tiempo dándole vueltas a volver a estudiar. Pero mi día a día ya es de por sí bastante complicado como para meterme en el jaleo de exámenes y demás. Y de pronto empiezan a rodar las cosas y me encuentro en ese momento en el que no has acabado un libro, y ya está deseando hacerte con otro del tema.
Así que tengo mi cuaderno de trabajo lleno de apuntes, de esquemas…es como si hubiera vuelto a la universidad pero sin la presión de tener que aprobar, sino de hacerlo porque me gusta y disfruto.
Y para acabar, te cuento que hoy me reuniré a tomar el aperitivo post navideño con tres mujeres y sus hijos con las que me encuentro muy a gusto, y puedo hablar y hablar (y aprender de ellas). Ya te contaré con detalle.
Y por lo demás, la semana ha sido tranquila. Vuelta total a la rutina y a la normalidad que tampoco está mal. ¿Y tu semana?

Un beso enorme, y feliz domingo.

3 comentarios en “Té de domingo”

  1. Ayyyy el mediano rebelde !!!! Seguro que es una racha!!!! Que bien vuestro aperitivo por aquí al final tantas alarma no ha sido para tanto y habría podido pero tanta alerta me ha dado miedo !!! Deseando que nos cuentes !!!! Muchos besos!!!!!

    Me gusta

  2. Me encantan tus tés de domingo. Y estoy muy intrigada de con quien te reúnes hoy. Ánimo con El Mediano. Efectivamente nadie nos dijo que educar fuera fácil. Un beso. Bea

    Me gusta

  3. Uff estos medianos, qué sensibles y complicados son… nunca había creído la teoría del niño sandwich, pero desde hace 8 años que el mio entró a formar parte de este selecto club, lo tengo presente cada día, y cada día oigo la voz de mi madre diciendo ” este niño es especial, trátale cómo tal…”
    Poco a poco.
    Feliz semana y disfruta de ese aperitivo, aquí seguimos de hospitalillo, así que veremos la luz tras los cristales.
    Bss

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s