reflexiones

Aguantar

Aguantar, aguantar, aguantar.
¿Aguantar, a qué? ¿A que sea una amargada por los continuos dolores o por los impedimentos que aumentan día a día? ¿A que llegue un día, dentro de un tiempo, en que no me apetezca disfrutar de nada en absoluto?
Las noches son odiosas. Vueltas y vueltas buscando la postura que me permita dormir un rato. El silencio las convierte en eternas. Los minutos se convierten en horas. Tu quieres dormir, necesitas dormir, descansar, pero no hay forma.
Anoche a las cuatro de la mañana, cuando no podía más, cuando estaba harta, escribía mentalmente este post. Y me repetía con sorna quejosa, aguantar, aguantar, aguantar…
Pero simplemente ya está. No quiero aguantar más. Tengo millones de dudas. Incluida el famoso pensamiento de ¿pero lo mismo me quejo demasiado?, ¿lo mismo no es para tanto y hay una escala más elevada de dolor, de impedimento…?

Pero cuando me asaltan estas dos dudas, me digo a mi misma que tengo tres niños pequeños, que aunque me vayan a necesitar toda la vida tal y como yo necesito a mis padres, ahora quieren estar conmigo, necesitan estar conmigo, compartir vivencias conmigo.
 Dentro de cinco años los mayores estarán entrando en la preadolescencia y querrán saber poco de mí, al menos lo justo. No querrán que vaya a buscarles al colegio, ni ir a merendar conmigo, o de excursión con nosotros. Seré la madre pesada que se mete en sus cosas, que trata de indagar en sus secretos, en su vida. ¿Y de qué me habrá servido haber aguantado, cuando mientras tuve la oportunidad de aprovechar el tiempo con ellos estuve limitada, y de mal humor?
Mal humor. Antes mi mal humor era cuando tenía hambre. Hasta yo misma lo reconocía abiertamente: “Si me ves que empiezo a gruñir, suéltame una galletita”. Ahora ya no es el hambre. Es ese constante dolor en la pierna izquierda que me da cada vez menos tregua. Es ese cabreo al querer hacer algo y ver que no hay forma. Es querer ir corriendo a por el autobús porque si no no llegaré a tiempo a recoger al mediano, y no poder, y verlo pasar con rabia, cuando sabes que hace unos meses en dos zancadas habría llegado sin problema. Es ver que tu hija se aleja en un parque y preferir llamarla a voz en grito a moverte. Y si se cae, sentir como si miles de fibras se rompieran por dentro para echar a correr en su ayuda.
Mis hijos no se merecen una madre que les diga, “no, que mamá no puede”, “no, que a mamá le duele la pierna”, o que salte a la mínima de cambio pagando con ellos frustraciones absurdas. Tampoco lo merece mi marido, ni mis padres, ni mi familia, ni mis amigos que me quieren, que me preguntan y yo me desahogo contando la misma historia.
Y no se lo merecen porque hay una solución. Porque soy afortunada, muy afortunada, y esto tiene solución.
¿Que los médicos no quieren porque debo esperar a tener cuarenta años para ponerme una prótesis, porque a nadie se la ponen con treinta y cinco, porque eso implica que tendrán que cambiarla otras dos veces y claro, eso es un riesgo enorme? ¡¡Estamos hablando de cinco años!! Pues asumo ese riesgo. Alguien debe hacerlo.
Prefiero disfrutar de la vida, de mi juventud y de la infancia de mis hijos y ser feliz. Prefiero cuidar de una prótesis que de una cadera que ya está mal, que no va a mejorar, sino que irá empeorando y con ella el resto del cuerpo. Y dentro de quince, veinte, treinta años, Dios dirá. La ciencia avanza, y quien sabe si quiera si seguiremos por aquí.
¿Por qué publico esto? Porque lo necesito. Porque necesito lanzarlo a la estratosfera de las palabras, porque quiero que quede constancia, porque necesito liberar pensamientos y toda la frustración que estoy acumulando últimamente.

Por si me surge la menor duda o el menor arrepentimiento durante el camino. Porque me tengo que obligar a dar el paso por mí misma. Y porque dentro de unos meses cuando todo haya pasado y vuelva a tener sólo mala leche por tener hambre recuerde todo esto, y deje de quejarme. 

20 comentarios en “Aguantar”

  1. A mi padre le han tenido que operar dos veces y cambiar la protesis.
    Y esta perfecto. No sé quien es el especialista que te lleva pero hay muy buenos.
    Te lo digo porque mi padre dio muchas vueltas porque su caso parecía que no tenía arreglo.
    Y hoy hasta juega al tenis de vez en cuando!

    Me gusta

  2. Claro que si guapa, has elegido la mejor opción, para que tu calidad de vida sea buena y poder disfrutar de tu familia sin dolores. Te deseo lo mejor y como bien has dicho tu basta de aguartar y apor todas. Un besazo.

    Me gusta

  3. Esther , solo tu sabes y siente tu dolor , el dolor que estas pasando cada minuto y cada hora de esa noche interminable , necesitas gritar, desahogarte , que ya no puedes mas , que eres joven que necesitas compartir, vivir y disfrutar de tus hijos pequeños, tu marido , en fin tu familia. No aguantes mas, es interminable cuando se está sufriendo y se tiene dolor . Opérate y seguro que como bien dices tu , la ciencia evoluciona . Te mereces tener calidad de vida , quiero verte sonreír junto a tus hijos y no puedes todo lo que tu quisieras porque el dolor constante te lo impide. Pasaras después de la operación , seguramente un tiempo mal , pero tb lo estas pasando ahora ; La vida que injusta es de verdad pero gracias a Dios tu optimismo, tu vitalidad, tu alegría, tu pensamiento positivo va a hacer que junto con la operación todo salga bien y adelante y ademas tienes a tus amigas, entre las que me incluyo , apoyándote y si te puedo echar una mano en lo que tu me digas, solo tienes que decírmelo y en la medida que pueda , estaré. Un besito muy fuerte , pero que muy fuerte para ti mi niña. Leonor.

    CON BUENA FACHA

    Me gusta

  4. Aunque te leo siempre este es mi primer comentario, me has tocado la fibra.Animate y da el paso ya, desde mi experiencia (mi marido esta recien operado ) estas perdiendo calidad de vida y seguramente un monton de dinero en fisioterapeutas y en tratamientos que puedan ayudarte.
    Mik marido estuvo once años buscandko un medico que quisiera operarle, todos decian que era muy joven . Hoy despues de tanto tiempo nks damos cuenta de que no solo perdio un monton de años sin poder hacer muchas cosas sino que tambien la recuperacion es doble, una por recuperarse de la operacion y otra recuperar lo que ya tenia destrozado, falta de musculatura, atrofia de los musculos etc. Por eso yo te dikria que animo y adelante, nuestros hijos se merecen eso ahora que nos necesitan, no despues cuando ya no tengamos que correr detras de ellos por el parque. Un saludo y suerte.

    Me gusta

  5. Esther, comento muy pocas veces, pero hoy tengo que hacerlo, para mandarte toda mi fuerza y mi ánimo. Has tomado la decisión, y seguro va a suponer un punto de inflexión. Adelante!

    Sonsoles

    Me gusta

  6. Que valiente eres Esther. Como siempre he dicho un ejemplo, al menos para mi. Creo que tu decision es acertada, tu familia te necesita y yo, virtualmente, tambien. Mucho animo y mucha fuerza. Te mando toda la energia positiva que tengo (que no es mucha), pero la que me queda es tuya.
    Muchos besos
    Carmen

    Me gusta

  7. Yo también estoy a tu lado,tampoco ningún médico creo que pueda decir ,”esta te dura 8 años”tu eres muy joven,tu cadera está mal, pero tu cuerpo está fuerte,además si ya has llegado al límite 10 en la escala del dolor ( como dicen aquí) pues ánimo, somos muchos que con nuestros pensamientos te damos fuerza, suerte cariño ,te lo mereces abrazo grande

    Me gusta

  8. Cinco años es mucho tiempo de no dormir bien, de terribles dolores, de estar todo el día amargada. Te entiendo perfectamente y también entiendo que en parte te de miedo pero chica, como te dicen por aquí, Dios termina siempre dándonos lo que necesitamos, en su preciso momento. Ten mucha fe y verás como todo saldrá bien. Seguro que sí. Yo creo que haría lo mismo que tú. Un beso muy fuerte y estoy pendiente de vernos la semana que viene.

    besitos

    Me gusta

  9. Me alegro mucho por tí!!!! por saber tomar la decisión adecuada. Espero que todo vaya estupendamente, y rezaremos por ti y por tu familia. Te sigo desde hace poco, pero me encanta tu blog, por tí, por tu forma de ser, por tu coherencia. Y te daremos las galletas que necesites. Gracias, y como decía un comentario anterior: “Dios proveerá y nosotros estaremos a vuestro lado.” Mucho ánimo.

    Me gusta

  10. Como decía Santa Carmen Sallés y tu conoces bien la vida de esa santa, “Adelante, siempre adelante, Dios proveerá”. Y nosotros estaremos a vuestro lado.

    Me gusta

  11. Mucha energía positiva, no centres tus pensamientos en eso, sé que será muy difícil pero adelante!!! Tiene solución, que es lo importante.Bssss

    Me gusta

  12. Si esa es tu decisión, es la decisión correcta. Así que, una vez tomada, hacia adelante, ánimo que estoy segura de que todo va a ir genial y como tú dices, dentro de unos meses el mal humor se solucionará con una galleta 😉
    Besinos

    Me gusta

  13. Ánimo Esther!! Como ya han dicho tomas una decisión muy valiente, pero es que tienes razón, donde queda la calidad de vida ahora que eres joven, que tus hijos son pequeños… Estamos a tu lado, publica lo que necesites que aquí estaremos… Te mando toda la energía positiva que tengo y un abrazo virtual enorme, si pudiese dártelo en persona no me despegaría de ti hasta conseguir que te sintieses un pelin mejor. Eres muy grande.

    Me gusta

  14. ¡ siento tu situación! si es esa tu decisión, tomada desde lo más hondo y con esa consciencia seguro que haces bien, encuentres lo que encuentres en el futuro. Tienes fuerza, voluntad, motivación… Eres coherente por lo que se desprende de tu blog. Decidas lo que decidas ¡ánimo¡ y me gustaría darte un abrazo.

    Me gusta

  15. Esther, es tu vida, es tu dolor y eres tu quien tiene que tomar la decisión, me parece una decisión muy vlaiente y muy acertada, te felicito por ello!!!!!!!! Creo que a veces lo más dificil es llegar a tomar una decisión, una vez tomada todo es más fácil!!!!!! Si necesitas algo aquí me tienes!!!!!!!!!! Tu te mereces a una tu que peuda disfrutar de las cosas!!!!!!!!! eres joven y tienes que vivir bien, te lo mereces!!!!!! Un beso muy muy fuerte!!!!!! Carol

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s