reflexiones, sueños

A veces sueño

A veces sueño y me veo sentada en el jardín, bajo la inmensa cúpula de estrellas, cubierta con una ligera manta.
No hay mas ruido que el propio del campo, el rumor de las hojas de los árboles que rodean nuestro jardín y muy al fondo, el mar. 
Reclino mi butaca de madera, y entre las manos una copa de vino. Observo las estrellas, siempre buscando esa fugaz que me permita pedir un deseo. Pero se resiste. O no soy constante, o no ha dado la casualidad, pero creo que solo he visto una de esas lágrimas del cielo en mi vida. Sin embargo no desisto y sigo empeñada en buscar esa que vuelva a llevar mi ilusión a caballo en su estela.
Me acuerdo de aquella vez, la única, en que pude lanzar mi petición. En ese momento no se cumplió, pero hoy, al recuperar ese momento, me doy cuenta de que si, que se cumplió y soy feliz. 
Nos empeñamos en que los sueños se cumplan en el momento, pero esas estrellas están a miles de años luz y se toman su tiempo en devolvernos esa ilusión que lanzamos. La gracia radica en saber esperar, pero es muy difícil. El hombre es, por naturaleza, impaciente, y algunos, como yo, aún más. Por eso el día menos pensado, cuando ya te habías olvidado por completo de aquel deseo lanzado al cielo, te das cuenta de que lo estás viviendo, que por fin lo estás disfrutando, pero ni te has dado cuenta. 
Deseos, sueños. Soy una soñadora oficial. En estos días de insomnio, dedico las horas muertas de la noche a cerrar los ojos y soñar despierta. Una ironía del destino, pero así estamos. Sueño con lo que no tengo, con lo que me gustaría tener, vivir y sentir. 
Los sueños están ligados al subconsciente, pero yo soy muy consciente de lo que sueño. Antes y ahora. Eso sí, están tan lejos de mi realidad… de hecho no hay jardín, ni butaca, ni copa de vino. Pero al soñarlo despierta lo vivo, y por ahora me sirve. 
Confieso que a veces tengo miedo de que no lo haga, de que no me sirva, que se acabe esa magia y se convierta en frustración. Por eso hay que tratar de luchar porque al menos, alguno, por pequeño que sea, se convierta en realidad. 
He pensado en escribirlos, en escribir esos sueños que tengo, con la esperanza de que ese paso ayude a que de algún modo se realicen. Quiero vivir a caballo entre los sueños y la verdad.
Y tú, ¿sueñas despiert@?
Besos,

4 comentarios en “A veces sueño”

  1. que entrada mas bonita e intima y personal!!!!!!!!!!! Sueño despierta todos los dias, espero hacerlo toda mi vida, espero que una parte de mi Carol de niña dure siempre en mi porque es bonito tener sueños, esperanzas, un poco de magia……….! ademas los sueños son algo nuestro , personal!!!!
    Cuando tenia 9 años vi una estrella fugaz y pedi tener un hermanito y con 9 años no lo tuve pero si con 17! 😉
    Muchos besos y feliz jueves!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s