propósitos, reflexiones

Adios 2015

Estimado 2015. Ahora sí, llega tu fin. Para qué vamos a engañarnos, tenía ganas de darte carpetazo, archivarte en la memoria de pez que tengo, porque me defraudaste. Tenía grandes esperanzas puestas en ti, de verdad, si no te lo crees mira aquí. Pero nada, tú decidiste hacer lo que te daba la gana y llevarme por otros derroteros.
Sin embargo, no te has salido del todo con la tuya, porque a pesar de todo he logrado muchas muchas cosas. Y es que va a ser completamente cierto que de las cosas malas, de los momentos difíciles, siempre se aprende algo. 
A mí los años impares últimamente no se me daban muy bien. Así que casi tendría que haberlo visto venir. Pero una vez más tuve que enfrentarme a una prueba personal por sorpresa, sin esperarlo. 
Pero qué quieres que te diga, 2015, de esa prueba he salido reforzada. Muy reforzada. Han sido 11 meses duros, físicamente, y psicológicamente aún más. Pero me han hecho aprender a apreciar esos pequeños detalles que la vida también te regala. Muchos de ellos casi inapreciables cuando tu vida “fluye”. Que de repente dejan de ser insignificantes para convertirse en tesoros, premios a tus batallas ganadas. 
Así que te quedas en estimado, no llegas a querido, pero tampoco te voy a conceder el privilegio de odiado.
Estos son los días en los que todos hacemos balance. De lo logrado, de lo que no. Una de las cosas que he aprendido contigo es que hay que tener paciencia y ponernos metas a corto plazo. De nada vale planificar a meses vista porque los propósitos o bien se diluyen por pereza o bien porque el camino se desvía irremediablemente, y entonces da doble rabia. La de ver como se aleja tu objetivo, y la de no saber en dónde te encuentras, a dónde te llevarán tus nuevos pasos. 
De ti, 2015, me llevo el cariño de toda esta comunidad 2.0 que crece cada día. Y que ha sido como una tercera muleta. Mi bastón virtual. Me llevo una lista larga de personas que se han añadido al camino de mi vida durante estos doce meses, que me han abierto su corazón, sus casas, su apoyo incondicional. También he aligerado el macuto de gente que no merece la pena cargar con ella, que han mostrado su verdadero rostro ante mis momentos difíciles, y oye, ¡qué bien sienta hacer limpieza!
Además cierro los ojos y me vienen a la memoria muchos, muchísimos momentos maravillosos compartidos con los que más quiero. Momentos en familia inolvidables. Risas con los amigos. Lágrimas de alegría. Abracitos sanadores de mis pequeños, abrazos de apoyo incondicional de mis mayores. Besos inigualables del Santo.

No sé qué me deparará tu sucesor, ya casi prefiero no hacerme ilusiones, y aceptar lo que venga con una sonrisa y ponerme como únicos objetivos tratar de ser lo más feliz posible y trabajar por extender esa felicidad a los que me rodean, a los que me leéis. Lo demás ya se verá. Ya lo veréis. 
Y mañana por la noche me pondré algo rojo especial, y entraré en el año con el pie derecho, y finalmente, finalmente te archivaré en mi memoria de pez, porque estimado 2015, ahora sí, llega tu fin.
Besos.

9 thoughts on “Adios 2015”

  1. Que tiernas y emotivas palabras. Me encanta leerte y sentir todo el sentimiento que trasmites.
    Lo he leido tarde, y ha merecido la pena.
    Unas veces se gana y otras se aprende . Lo que no te mate, te hace mas fuerte , y en eso esta tu. Un abrazo desde BELORADO

    Me gusta

  2. Ole y ole, vaya entrada mas bonita. Que fotos.. como me gusta leerte, Esther. Te deseo de todo corazón y de verdad un año 2016 lleno de cosas buenas. Mucha felicidad.
    Un beso grande
    Carmen

    Me gusta

  3. Precioso me ha gustado mucho. Me transmites paz y ganas de que llegue el nuevo año. Tampoco ha sido bueno para mi y tu has estado ahí en muchas ocasiones en las que lo veia todo negro, gracias. Sigue siempre asi porque eres especial.

    Me gusta

  4. Buenos días!!! Cuanto me ha gustado, ha sido un buen comienzo del día,además de las preciosas fotos,que mandaré (con tu permiso) para que os vean a todos , que estoy segura les hará mucha ilusión. Muchas gracias por tus post tan buenos y cercanos. Despedir el Año con alegría, y recibir el Nuevo con mucha ilusión. Un abrazo muy grande

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s