lectura, Libros, lifestyle

Tsundoku y puesta al día

Como sabes, a principios de año me propuse el reto de leer 24 libros en un año. En su momento me pareció un reto factible porque creía que mi media de lectura era de 2 libros al mes, habiendo épocas en las que leía más y en otras en las que leía menos.

Sin embargo ya a principios de Marzo me di cuenta que al ritmo que llevaba el reto lo iba a alcanzar antes de las vacaciones de verano, pues en menos de 3 meses había alcanzado la mitad. Pero cuando anunciaron el Estado de Alarma por la pandemia del Coronavirus me di cuenta de que el reto se había quedado definitivamente corto.

Así que he decidido ampliarlo a 52 libros en un año. ¿Lo alcanzaré? Esta vez si que he de apretar, pero una de las cosas buenas de este #yomequedoencasa es que voy a sacar mucho tiempo para leer, pero también para escribir e ir actualizando las reseñas.

Una de las primeras cosas en las que pensé cuando definitivamente me dijeron que me iba a quedar en casa fue en libros. Sin pensarlo empecé a mirar en Amazon para hacerme con toda la lectura que se me antojaba. Me imagino que quien fuma sintió lo mismo y corrió al estanco a hacerse con tabaco suficiente.

Curiosamente, ese mismo día, llegó a mi un artículo sobre la adicción a comprar libros. De esas cosas que te confirman que google o lo que sea nos espía vilmente. Resulta que tiene nombre, al menos en Japón, y se llama Tsundoku.

“Hola, me llamo Esther y sufro Tsundoku“. La traducción al español sería bibliomanía, pero la clave del Tsundoku es que acumulamos libros que en muchos casos no llegamos a leer.

florencia-viadana-1J8k0qqUfYY-unsplash

Pues lo dicho, me sentí muy aludida. Así que eliminé mi carrito lleno de novedades literarias y decidí hacer recuento de libros pendientes de leer para así calibrar que nivel de vicio tengo. Solo decirte que estamos hablando de decenas de libros físicos y otros tantos electrónicos. Muchos de ellos acumulados en el último año.

Es cierto que quien me conoce sabe que un libro es, para mi, el mejor regalo. Así que muchos de ellos son regalos, pero la mitad son adquiridos por mi ,y solo por mi. Que tenga la Casa del Libro y un Fnac a tiro de piedra no ayuda, la compra con un solo click de Amazon, tampoco.

Por lo que uno de mis propósitos para esta cuarentena es sin duda empezar a leer los que ya tengo, darles salida y bajar ese número indecente que me hace sentir hasta culpable. Te parecerá una chorrada, pero cada día lucho con la tentación de encargar algunas de las novedades que están saliendo (y que para mi desgracia pero gran fortuna de otros son muchas).

Mientras les doy salida, voy a ir dejándote por aquí la reseña de los libros que me he leído en el último trimestre. Dedicándoles una entrada especial a aquellos que en mi opinión lo merecen especialmente.

Te espero.

1 comentario en “Tsundoku y puesta al día”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s