Buffet de Navidad & Novedades

El sábado fue el 37 cumpleaños del Santo, e invitamos a toda la familia. Bueno, a los que andan por España. Así que éramos dieciséis para comer. 
En otras ocasiones me gusta sentar a la mesa a comer, sin embargo en esta ocasión me apeteció más sorprender con un buffet informal y con un toque navideño.
Para ello comencé por mover casi la mitad del salón, despejando la zona y habilitando asientos cómodos para todo el mundo, y sobre todo sitio donde poner la bebida mientras comían. 
La mesa la aparté a un rincón y opté por dejar la madera al descubierto, sólo un camino de mesa central, flores de pascua pequeñitas y un par de coronitas navideñas.
Y aunque estuve tentada a comprar el típico menaje de buffet (vasitos de chupito, cucharitas para los canapés) al final decidí aprovechar lo que tenía por casa, aunque no hubiera uniformidad, pero podía ser divertido usar una bombonera como recipiente para los pimientos asados, o las copas antiguas de coñac o vino dulce para la emulsión de patata y pulpo. Y por supuesto bandejas de cristal, de porcelana checa, alemana o de plata. Todo mezclado.
En la vitrina alemana que restauré hace meses (puedes verlo aquí) coloqué los platos, cubiertos y servilletas, para que cada invitado cogiera lo que necesitara antes de acceder al buffet. En otro carrito podían servirse la bebida.

El menú fue sencillo:
– Tres tipo de canapé: queso brie con tomate rallado, queso camembert con mermelada de arándanos y paté casero de salmón.
– Emulsión de patata y pulpo, siguiendo la receta de Velocidad Cuchara, aunque yo le di un toque personal añadiendo pulpo a la crema y prescindiendo del aceite que ponen por encima. Estaba riquísimo.
– Roast Beef con salsa de Brandy.
– Mini hamburguesitas.
– Ensalada de pimientos.
– Ensalada de canónigos y langostinos.
– Tarta de queso Jamie Oliver
– Chuches y cafés.
Para la presentación del Roast Beef copié la idea de Cookita Tamara en la presentación del nuevo calendario de Cenas Adivina. Enrollando las lonchas de carne en palitos de pan. Fácil de comer y muy vistoso.

La receta no puede ser más sencilla: marcar la carne previamente salpimentada y con cebolla picada, y asar junto a la cebolla 20 min. por cada kilo de carne a 180ºC (horno precalentado) si lo quieres poco hecho, dándole vueltas cada 5 min. y retirando el jugo que suelta cada vez. Ese jugo lo añades a un cazo con un vaso de agua, ¾ vaso de brandy, un poco de sal y pimienta que tiene que estar a fuego bajo mientras se asa la carne. Una vez que has acabado de asar la carne, retiras la cebolla (yo puse media cebolla grande), y la añades a la salsa que estabas preparando. Lo machacas o trituras y lista una salsa de chuparse los dedos.
Creo que el menú fue un éxito porque no quedo casi ni una miga. Pero sobre todo fue una comida distendida. Una idea perfecta para cuando invitas a mucha gente. Eso sí, para prepararla, hay que organizarse bien o dejar el tema en manos de gente que sabe, como María de DeComida. Yo confieso que hubo algún momento de tensión en el que pensaba que no llegaba a todo y de hecho tuve que recurrir a la ayuda de mi hermano y mi cuñada que fueron los primeros en llegar (se ve que donde hay confianza…).

 A la hora del postre, sacamos tarta con velas, y en la mesa, ya despejada de fuentes y bandejas de la comida, coloqué las tazas, un termo con muchísimo café, jarras de leche caliente y fría, y unos boles con chuches. 


La sobremesa casi se juntó con la cena, no digo más. Eso creo que es señal de que todo salió fenomenal. 
Para todas las que me preguntasteis el sábado por IG el camino de mesa, es 100% artesanal. Si quieres uno igual o parecido, ¡escríbeme! (lameriendaalas5@gmail.com) Este mide 140 x 50cm y cuesta 25€ + gastos de envío. Es perfecto también para ponerlo a lo largo en el centro de la mesa. Pero puede hacerse en otras medidas más a tu gusto.
Pronto te enseñaré otros modelos.
Un beso,

Albóndigas en menos de 30 minutos (II)

Hacía tiempo que no las hacía y cuando me metí en el blog a ver la receta de las famosas albóndigas en 30 minutos, entre tú y yo, me chirrió un poco la estética. 
Estas albóndigas fueron de los primeros post que hice. Fotos de móvil con el paso a paso, que si, eran muy prácticas pero no precisamente bonitas. 
Por eso el otro día, después de hacerlas, le dije al Santo: “¿y si les hago un par de fotos hoy y le doy un nuevo aire?” Así que salivando ante el olor que impregnaba la casa, le aparté el plato, saqué la máquina y voilá!

La verdad es que creo en el poder de una imagen. O si no juzgad por vosotros mismos. Sinceramente con este pequeño ejemplo me doy cuenta de todo lo que he aprendido en estos dos años. No he ganado un duro con toda esta historia del blog pero si que he descubierto que me encanta la fotografía, y la verdad, aunque haya quien no lo valore, para mí es un orgullo comprobar mi evolución.
Y después de este momento un tanto ególatra, no nos descentremos de lo verdaderamente importante: lo ricas y refáciles que son estas albóndigas. La receta, aquí. 
Un beso,

Crema de calabaza y curry

En esta casa la crema de calabaza en otoño es casi como el gazpacho en verano. 
Es verdad que con la thermomix sale una textura tan maravillosa que no hace falta echarle nata o leche, lo cual reduce considerablemente las calorías, y así podemos tomarlo más habitualmente que si las llevara. 
Hasta hace poco la hacíamos tal cual, como cualquier otra crema, pero mi madre nos descubrió que echando un poquito de curry al final le daba un toque especial muy rico, y nos aficionamos. 
Completada con nata o quesitos, más el toque de curry hace que sea un entrante sencillo y a la vez especial para cualquier comida o cena con invitados. 
Tan solo necesitas sofreír bien una cebolla mediana, un puerro, una patata, y la calabaza, echar caldo de pollo hasta que cubra y dejar cocer a fuego medio hasta que la calabaza esté blandita. Triturar muy bien, y echar nata y curry al gusto.
El lunes cuando colgué la foto de la calabaza en IG varias de vosotras comentasteis que hacíais crema con ingredientes de lo más variopinto, por ejemplo manzana, mango, leche de coco…y se me ocurrió buscar esas recetas y compartirlas por aquí de modo que todos las tuviéramos. 
Y buscando buscando encontré hasta una web que sólo se dedica a recoger recetas de cremas de calabaza con los productos más variados que puedas imaginar. No tiene la receta de mango que hace @gretelbretzel pero he encontrado una similar aquí
Si no te gusta la calabaza te propongo eches un vistazo a otras cremas que he colgado en el blog y que te aseguran éxito rotundo en la familia o si viene gente a casa. 
¿Os gustan las cremas? ¿Te gustaría que te diera más ideas para cenas o comidas especiales, fáciles?
Un beso, 

Bizcocho rapidísimo de galletas

En mi búsqueda de recetas ricas para meriendas y desayunos el otro día encontré una muy especial. Me llamó la atención su ingrediente principal, las galletas María, pero sobre todo que pudiera estar listo en menos de 15 minutos. ¿Galletas, chocolate y en 15 minutos? Eso tenía que comprobarlo con mis propios ojos. Y así hice. De hecho, las que me seguís por Instagram os avancé que estaba probando y el resultado con estas dos imágenes.

El veredicto de mis tres hijos, y también el mío y del Santo, es que es uno de los bizcochos de chocolate más buenos que hemos probado, y efectivamente está listo en poco más de un cuarto de hora, aunque luego tienes que contener para no hincarle el diente mientras se enfría. La clave es, por supuesto, el microondas.

Lo he hecho dos veces antes de sacarlo en el blog, porque quería comprobar que no era cuestión de suerte. Además lo dejé sin tapar unas horas y lo tomé al día siguiente para comprobar su esponjosidad pasado el primer momento ya que de todos es sabido que los famosos bizcochos a la taza hay que comerlos en el momento porque enseguida endurecen.
En este caso se mantuvo igual de fresco y rico que recién hecho, y al usar un molde grande nos dio para merendar y desayunar los cinco. Además que esté hecho a base de galletas hace que sea muy original
Es un bizcocho perfecto para cuando te aparecen niños de más a merendar, o para un desayuno especial improvisado. 
¿Qué necesitas? Pues allá vamos.
INGREDIENTES:
30 galletas tipo María (es un poco menos de un rulo)
1 vaso de cacao soluble (del que usas en el desayuno)
1 vaso de azúcar

1 vaso de leche

1 vaso de aceite de oliva suave
4 huevos
1 sobre de levadura
PASO A PASO:
1. Batir todos los ingredientes con una minipimer o en la batidora.
2. Volcar la mezcla en un molde de silicona que quepa en el microondas. Importante que sea alto porque la masa crece. Yo uso uno que tengo para los Bundtcakes de silicona.
3. Dejar reposar durante 5 minutos.
4. Meter en el microondas a máxima potencia durante 12 minutos.
5. Desmoldar y dejar enfriar. 
Por supuesto puedes espolvorear azúcar glas por encima o hacerle un glaseado, pero a nosotros nos gusta tal cual. ¡Está riquísimo!
Si lo pruebas me encantaría que me dieras tu opinión. ¿Conoces alguna receta de este tipo? 
Un beso, 
PD.- Si, las fotos están sacadas de modo que no veáis el “estropicio” que hicieron unas manitas chiquititas que no podían esperar a que se enfriara. 🙂

Berenjenas rellenas de soja

Hace unos cinco años una amiga, Hanna, me descubrió la soja texturizada.  Hasta ese momento confieso que era completamente analfabeta respecto a este tipo de alimentos, y por mucho que ella me alabara el producto como bueno, bonito y barato, me mantenía escéptica. Pero un buen día trajo al trabajo uno espaguetis a la boloñesa y nos dio a probar. ¡Riquísimos! ¿Cual era el toque? Pues que en vez de carne llevaban soja. Desde ese momento, la soja entró en nuestra dieta. Y a los niños, les encanta. En más de una cena he tenido la oportunidad de “sorprender” a los invitados con el ingrediente estrella. Nadie lo notó.
Este es nuestro plato favorito, las berenjenas rellenas, pero también hacemos hamburguesas de soja que están suaves y riquísimas o falsa boloñesa con pasta.  ¿Te animas? Es un plato fácil y muy barato ya que un kilo de soja cuesta unos 2€ y en este plato gastas como mucho 100gr.
Estos son los ingredientes:
Y esta es la famosa soja. La puedes encontrar en cualquier herbolario o tienda de dietética. La hay fina o gruesa. A mi me da lo mismo. 
La soja hay que hidratarla, por eso es el primer paso que hay que hacer para que duplique su volumen mientras preparamos las berenjenas y el sofrito.
Las berenjenas las cortaremos por la mitad, se pinchan con un tenedor y se echa un poquito de aceite de oliva por encima.
Las metemos en el microondas durante 9 minutos aprox. para que se ablande y cocine la carne.
Mientras se hidrata la soja, y se cocinan las berenjenas, hay que preparar el sofrito. Cortamos la cebolla y el pimiento en juliana y a la sartén con un poquito de aceite de oliva. 

Cuando la cebolla y el pimiento estén en su punto, probablemente la soja ya haya duplicado su tamaño y esté blandita así que podemos escurrirla y echarla al sofrito. 
Una vez que hayamos rehogado la soja con el sofrito añadiremos dos cucharadas de tomate frito y a remover.
Cuando las berenjenas estén listas hay que sacarlas el relleno. La piel se habrá quedado blandita pero con ayuda de una cuchara y un tenedor saldrá fácilmente. 
 Añadimos la carne a la sarten y mezclamos un par de minutos (hasta que la carne de la berenjena se integre en el sofrito y con la soja).

 Y ahora toca, rellenar la piel de las berenjenas. Añadir un poco de queso rayado y gratinar. 

El resultado es de 10. Rico, riquísimo y sobre todo muy sano y ligero. Ahora que estoy a dieta es uno de mis platos favoritos. 

 Ya tienes plato para este fin de semana.

Un beso!

La Merienda a las 5 en Bizcocho de Chocolate

No, no se me ha ido la cabeza, y he confundido términos, sino que este fin de semana La Merienda a las 5 salió en uno de mis blogs favoritos. 
Cuando María y Carmen me contactaron para ofrecerme salir en su sección “Conociendo a “ sentí una ilusión tremenda. Primero por sus palabras hacia mi blog, y segundo porque es un orgullo que alguien como ellas te reconozca de esta manera.
Al blog, Bizcocho de Chocolate, lo sigo desde hace casi un año, pero a ellas, las artífices, no tuve la suerte de conocerlas hasta hace un par de meses, y me quedé prendada de la energía que desprende Quintano (Carmen) y de la paz de María. Desde luego son el tándem perfecto, y ya se sabe, que la unión hace la fuerza y su blog ya es blog de indispensable  lectura para muchos de nosotros.
Te recomiendo que te des un paseo por él, y despliegues su sección recetasde la cabecera. Sólo de leer la cantidad de platos maravillosos que tienen se me hace la boca agua, y es que puedes encontrar desde platos básicos como unos tallarines clásicos con tomate, a unas increíbles mini quiches de setas y puerros perfectas para esta época del año. Y por supuesto una amplia selección de recetas dulces con su famoso bizcocho de chocolate entre otros.
Su ofrecimiento incluía una petición:  debía aportar  una receta. La verdad es que le di muchas vueltas, hasta que mi marido me dijo que tenía que poner el bizcocho perfecto (como lo llama él) que hacemos desde hace un tiempo y SIEMPRE triunfa. Se trata de un bizcocho de nata y yogurt super esponjoso.
Así que si quieres aprovechar el próximo fin de semana y hacer la receta que les he propuesto, aprovecha para visitar su blog {Bizcocho de Chocolate} y quédate un ratito. Ahí te esperamos Carmen, María y yo.

Besos

Rosquillas al horno

El Mayor estuvo la semana pasada en la granja escuela, y vino convencido que era el Master Chef de las rosquillas.
De camino a casa nos explicó con todo tipo de detalles cómo se hacían, los ingredientes, que si no se podía probar el vino porque no crecerías, que si el horno solo podía hacerlo papá o mamá…para finalmente declarar que  tenía que volver a hacerlas para que no se le olvidara la receta.
Y como es un niño que como se le meta una cosa en la cabeza no hay forma de pararle, el sábado por la mañana vino a mi cuarto para preguntarme que dónde estaba el aceite. ¿Perdón?
No te quepa duda alguna que me levanté como un rayo y allí en la cocina estaban los tres, haciendo rosquillas, al menos ya tenían el bol grande y tres huevos ya cascados dentro. Por supuesto continuamos manos a la obra, y tuvimos rosquillas para merendar.
Los ingredientes para unas 16 rosquillas:
          3 huevos
          ½ vaso de aceite
          ½ vaso de vino (nosotros le echamos Oporto, recuerdo de nuestro viaje)
          4 cucharadas de azúcar
          1 cucharadita de levadura en polvo
       Y  harina a discreción (hay que añadir poco a poco, hasta que quede una masa moldeable con los dedos), nosotros echamos unos 500gr. aprox.
En un bol grande vas añadiendo los ingredientes por el orden escrito mientras bates/remueves.
Después se hacen los churritos y se dan forma sobre la bandeja del horno, protegida con papel.
Horneas hasta que estén doradas (unos 15-20min) a 180ºC. Verás cómo crecen.
Y con un vaso de leche…ya tienes una merienda fantástica para este fin de semana.
No olvides mandarme foto si las haces.

Besos!!

5 recetas con patata para niños

Originalmente este post se iba a llamar “Los platos favoritos de mis hijos”, sin embargo cuando les senté y pregunté cuál era su comida preferida, me di cuenta de que todos tenían algo en común: la patata.
La patata es un ingrediente muy económico, por lo que lo convierte en un básico en la cesta de la compra en la cuesta de septiembre. ¿Qué más puedo pedir? Pincha sobre el nombre e irás a la receta.
Puré de patatas con salchichas. En casa el puré de patatas lo hacemos casero. Yo antes siempre compraba de sobre, pero mi marido se aficionó a hacerlo en la Thermomix y la verdad es que sale riquísimo y no tiene nada que ver. Sus salchichas favoritas son las blancas o de carnicería. Las típicas Vienas también les gustan, obviamente, pero entre una y otra escogen las primeras.

Patatas Dauphinoise. Esta receta tiene muchas versiones, algunas muy simplificadas y típicas como son las patatas con bechamel, sin embargo a nosotros nos gusta hacer la de Jamie Oliver de su libro Cocina en 30 minutos. Merece la pena el esfuerzo y están de vicio.
 
Pastelón de carne.Lo descubrí gracias a mi suegra, y además se puede sustituir la carne picada por atún, sin embargo al mayor no le gusta en absoluto, así que nos limitamos a la receta clásica.
Mac Recetas
Patatas guisadas. Mi madre la hace con costillas, pero así solas, con chorizo y huevo (no le echamos el pimiento choricero) están de muerte y no pueden ser más fáciles.

Fish and chips. En general las patatas fritas les chiflan, pero acompañando al pescado rebozado o empanado es un clásico en esta casa. El Fish & Chips auténtico es mucho más complicado de elaborar, nosotros hacemos la versión de toda la vida de pescado rebozado a la romana.
¿Compartes por aquí alguna otra receta con patatas?
Besos

Bizcocho fácil de chocolate

¡Por fin! Primera entrada repostera del año 2014. Ya estaba tardando, la verdad. Pero no me sentía inspirada, y necesitaba dar con una receta que fuera fácil y que estuviera rica.

Y aquí está: Bizcocho de yogur y chocolate.

Bizcocho de chocolate La Merienda a las 5

La receta original la cogí de Velocidad Cuchara, para Thermomix, pero la he adaptado para los que no tengáis la máquina.

INGREDIENTES

1 Yogurt
3 huevos
1 medida de yogurt de aceite girasol
2 medidas de yogurt de azúcar
3 medidas de yogurt de harina
1/2 medida de yogurt de nesquick o colaco
1 sobre de levadura
1 puñado de pepitas de chocolate o trocitos de chocolate de postre

MANOS A LA OBRA

– Calentar el horno a 170º arriba/abajo
– Batir muy muy bien el yogur, los huevos y el azúcar. (Cuando digo muy bien digo hasta que esté todo homogéneo)
– Añadir aceite y batir  hasta que esté completamente integrado
– Tamizar en una fuente la harina, la levadura y el chocolate en polvo
– Mezclar con los ingredientes anteriores
– Echar las pepitas o trocitos de chocolate
– Engrasar el molde elegido y verter la mezcla
– Hornear a 170º durante 35-40 min.

Bizcocho de chocolate La Merienda a las 5
Bizcocho de chocolate La Merienda a las 5
Perfecto, suave, esponjoso. Ideal para desayunar o para merendar. ¿Os apuntáis?
Besos

Magdalenas de naranja

Una de las primeras entradas de este blog fue sobre magdalenas. Pero no puse la receta, solo mi truco para que salgan bien. En estos meses, he ido probando distintas recetas, siempre con la thermomix, hasta que me di cuenta, que si quería utilizarlas para ponerlas aquí, no podía hacerlas sólo con la santa maquinita, sino que tenía que pringarme y hacerlas sin ella para que todo el mundo pudiera repetirlas en casa.

Así que desde hace un mes tengo un poco retirada la thermomix (recluida solo para salado, o para cosas que no son ya para La Merienda a las 5), y he vuelto a las varillas, a la batidora Moulinex…
Y cuando Sonia, la mamá de unas compañeras del cole de mi hijo mayor, me preguntó si sabía una receta de magdalenas sin la thermo, pues me quedé un poco a cuadros, pero finalmente he conseguido adaptar mi receta estrella, esa que siempre siempre, sale bien.

La receta es fácil si tienes al menos una batidora porque lleva naranja con piel, y a no ser que te guste mucho los trozos grandes, es mejor poder triturarala.
La verdad es que a mi las madgalenas me gustan altas, con el copete roto. Y eso, hasta ahora solo lo he conseguido con esta receta, y con los siguientes pasos.
INGREDIENTES:
1/2 naranja de zumo con piel
4 huevos
200gr. de azúcar
200gr. de aceite de girasol
220gr. harina de repostería
1 sobre de levadura royal
1 pizca de sal
azucar avainillado para espolvorear

MANOS A LA OBRA:
  1. Cortar la naranja, con piel en trocitos pequeños, y triturarla.
  2. Añadir el azúcar y los huevos, y triturar muy bien. Casi casi hasta que los trozos de la piel de la naranja sean diminutos.
  3. Incorporar el aceite y batir.
  4. En una fuente, mezclar la harina, la levadura y la sal.
  5. Echar lo batido en la fuente, y mezclar con espátula envolviendo suavemente pero bien, hasta que no queden grumos.
  6. Repartir la mezcla en los moldes, rellenando 3/4 partes.
  7. Meter los moldes llenos en la nevera durante al menos 1/2 hora.
  8. Mientras, precalentar el horno a 250ªC arriba y abajo.
  9. Antes de meterlas en el horno, espolvorear azucar avainillado por encima.
  10. Meterlas en el horno, bajar la temperatura a 220ºC y dejar unos 15 min.
¡¡¡Saldrán perfectas!!!
Además los niños, pueden participar en el relleno de las cápsulas. Mis hijos estuvieron la mar de entretenidos…pero eso si, hubo que hacerlas de colores.
Las dejamos enfriar sobre una rejilla y después las guardamos en un tarro grande que tenemos que se cierra herméticamente. Así pueden durar varios días, aunque aquí a penas duran 48h.
Besos